Soluciones de Manipulación de Materiales para la Economía Circular

A medida que la población a nivel mundial crece y se incrementa la demanda de recursos, las compañías están priorizando la conservación. Una gestión provechosa de los recursos protege el medio ambiente y beneficia de varias maneras a una empresa.

La meta es desarrollar y mantener una “economía circular”. Pero, ¿qué es exactamente una economía circular y cuál es el papel de los manipuladores de materiales, los dispositivos de elevación y otros manipuladores industriales en la activación de la misma? Este artículo responde a esas preguntas.

Si la lectura de este artículo te sugiere nuevas preguntas acerca de nuestros productos y servicios, el equipo de ventas de Dalmec estará encantado de responderlas.  Contáctanos según tu conveniencia.

¿Qué es la Economía Circular?

En una economía circular, los recursos se mantienen y usan todo el tiempo posible, extrayéndoles el mayor valor posible. Por ello, los artículos y materiales se regeneran y recuperan al final de su vida útil.

La regeneración tiene lugar cuando un artículo que ya no funciona correctamente es reparado, renovado, lavado o restaurado a su estado original para ser usado nuevamente. (Este proceso es diferente al reciclado, donde los productos usados generalmente se rompen para convertirlos en artículos diferentes.)

Los principios fundamentales de las economías circulares son:

  • Diseñar para la longevidad. En muchas industrias las compañías desarrollaron históricamente productos con una obsolescencia planificada en mente — lo cual significa preverles una vida útil predeterminada. Por lo contrario, en una economía circular las empresas diseñan y construyen artículos duraderos y fácilmente reparables.
  • Maximizar la eficiencia en la gestión de los recursos. Las empresas se enfocan en usar los recursos de modo más eficiente, reduciendo los desechos y minimizando las necesidades de materias primas.
  • Énfasis en los sistemas de ciclo cerrado. Las empresas se esfuerzan por mantener los materiales en circulación dentro de la economía, empleando procesos tales como la reconstrucción y el reciclaje, con el fin de reducir la necesidad de consumo de recursos vírgenes.
  • Enfoque en la retención de valor. Esta estrategia trata de retener el valor máximo de los productos, componentes y materiales durante su ciclo vital, para crear oportunidades económicas y reducir el impacto ambiental.

Estos principios se entrelazan y solapan, pero el resultado final es obtener más provecho de los recursos existentes para necesitar menos recursos nuevos.

Las primeras discusiones sobre la idea de una economía circular tuvieron lugar en la década de 1970. Sin embargo, los retos actuales del medio ambiente y de las fuentes de recursos hoy han llevado el tema a un primer plano para las operaciones de las compañías manufactureras exitosas.

Herramientas para Implementar la Economía Circular

Además de adoptar los principios mencionados más arriba, las compañías están dando otros pasos para crear y mantener la economía circular. Por ejemplo, algunas han implementado modelos de negocios de producto-como-servicio. Esas compañías permiten a los clientes pagar por el uso o desempeño de un producto en lugar de comprarlo en propiedad. Este enfoque disminuye la necesidad de recursos y alienta a las empresas a diseñar productos durables y confiables, puesto que ellas conservan la propiedad y la responsabilidad por el mantenimiento y las reparaciones del producto durante su ciclo vital.

Las asociaciones cooperativas y los ecosistemas son las otras vías que usan las empresas para hacer sus operaciones más circulares.  Ellas colaboran con proveedores, clientes y otras partes interesadas para crear economías circulares. Tales acciones incluyen compartir recursos, conocimientos y mejores prácticas para optimizar el uso de los recursos, minimizar los desechos y crear valor a través de la cadena de suministros.

Las tecnologías digitales y las analíticas de información también contribuyen con las economías circulares. Las compañías potencian nuevas capacidades para optimizar el uso de los recursos, mejorar la eficiencia e identificar oportunidades para fomentar las mejores prácticas de gestión de los recursos. Esto incluye la implementación de los sistemas de manufactura inteligentes, de los dispositivos activados con Internet de las Cosas (IoT) y de las analíticas predictivas para monitorear y optimizar el consumo de recursos, los procesos de producción y la vida útil de los productos.

Gracias a la adopción de esas y otras prácticas enfocadas a los recursos, los fabricantes pueden minimizar el impacto ambiental, reducir los costes, mejorar la eficiencia en el uso de los recursos y crear valor para sus negocios y la sociedad en general.

Acerca de cómo los Manipuladores de Materiales, los Dispositivos de Elevación y otros Manipuladores Industriales Contribuyen a la Economía Circular.

Los manipuladores de materiales, los dispositivos de asistencia a la elevación y otros manipuladores industriales pueden contribuir de diversas maneras con la economía circular:

  • Manejo eficiente de los materiales. Estos dispositivos pueden optimizar los procesos de manipulación de materiales dentro de las instalaciones de manufactura, las plantas y los centros de reciclaje. Gracias a la eficiencia del movimiento de los materiales y componentes en los procesos de producción y reciclado, esos equipos contribuyen a minimizar los desechos, reducir el consumo de recursos y optimizar el uso de los mismos.
  • Facilitar el desacople y el reciclado. Los manipuladores industriales y los dispositivos de elevación hacen más fácil y rápida la ejecución de tareas tales como el desacople de equipos vencidos y la separación de los materiales reciclables. Los manipuladores de recursos mecanizados transportan después esos materiales a las instalaciones de reciclado para que sean procesados y reintroducidos en la manufactura, cerrando así el ciclo y reduciendo la necesidad de recursos vírgenes.
  • Optimizar el uso de diseños modulares y actualizables. La restauración de los productos es un elemento esencial en las economías circulares. Los diseños modulares y actualizables simplifican ese proceso y el uso de los manipuladores industriales optimiza la reconstrucción y las reparaciones. Los dispositivos de elevación también desempeñan su rol, pues ayudan a los obreros que manejan componentes pesados o incómodos durante los procesos de ensamblado y desensamblado. Así se facilita el reemplazo o la modernización de los módulos individuales, en lugar de reemplazar productos completos. Este enfoque promueve la longevidad de los productos, reduce los desperdicios y es básico dentro de un modelo de economía circular basado en la reutilización y la preservación de los recursos.
  • Optimizar la recuperación de recursos y el manejo de desechos. Los manipuladores de recursos mecanizados pueden trasladar con eficiencia los materiales de desecho a las instalaciones de reciclado, donde pueden ser separados, procesados y reciclados como nuevos productos o como materia prima. Estos dispositivos optimizan la recuperación de recursos y los procesos de manejo de desechos, contribuyendo así a minimizar el volumen de desperdicios enviados a los basureros o incineradores para reducir así la contaminación ambiental y preservar los recursos.
  • Mejorar la ergonomía y la seguridad de los trabajadores. Una fuerza laboral saludable y productiva es parte esencial de la economía circular. Los dispositivos de elevación y los manipuladores de materiales pueden reducir la carga física de los obreros en las tareas de manejo de los recursos, pues introducen mejoras ergonómicas y disminuyen así los riesgos de lesiones.

Algunas empresas tienden a obtener todos estos beneficios en una sola iniciativa, mientras otras prefieren implementar por fases el uso de los manipuladores de materiales y otros dispositivos de un modo gradual. De cualquier manera, todas esas mejoras colocan a una organización lo más cerca posible de una plena economía circular.

Beneficios Comerciales de la Economía Circular

El uso y la gestión más responsable de los recursos reporta muchos beneficios operacionales y ambientales, pero también múltiples beneficios comerciales.

Por ejemplo, las compañías reconocidas por enfocarse en la sostenibilidad atraen la atención de los potenciales clientes que comparten sus preocupaciones y objetivos. Gracias a ello, disfrutan de acceso a nuevas oportunidades de negocios. Además, es más probable que consigan la retención de los clientes que aprecian los esfuerzos por implementar prácticas “verdes” en los negocios y cumplir la misión de la empresa con mayor rapidez y eficiencia.

El uso cuidadoso de los recursos y el manejo correcto de los desechos reduce también el riesgo de cometer incumplimientos de las regulaciones establecidas. Lógicamente, las empresas que desarrollan la economía circular tienen menos probabilidad de incurrir en multas y penalidades. Como la adhesión a las reglas ya está incorporada a sus operaciones, estas empresas podrán gastar menos en monitorear y asegurar el cumplimiento de las reglas establecidas.

Además, las compañías responsables con el medio ambiente gozan de mayores ventajas en la adquisición y retención de talentos. Hoy los empleados quieren trabajar para empresas que priorizan las prácticas respetuosas del medio ambiente por encima de las ganancias. Así, en aquellos escenarios de contratación donde el resto de los factores se igualan, muchas personas decidirán escoger a una organización que siga los principios de la economía circular.

 

Implementar Medidas Efectivas de Apoyo a la Economía Circular

Las soluciones tales como los manipuladores industriales, los dispositivos de elevación y los manipuladores de recursos mecanizados resultan claves a la hora de apoyar la economía circular en los ambientes de manufactura. Esas soluciones benefician a las empresas, puesto que optimizan los procesos de manejo de materiales, facilitan la recuperación y el reciclado de recursos, mejoran la ergonomía y seguridad de los trabajadores y apoyan a los diseños de productos modulares y actualizables.

Sin embargo, para maximizar los beneficios de esos sistemas se requiere trabajar con una organización que entienda dónde, cuándo y cómo son ellos mejor utilizados. Cualquier desviación de las operaciones de manufactura y de la funcionalidad del sistema conduce al fallo en la entrega de los resultados deseados. Por ejemplo, si se introduce un manipulador industrial en aquel punto del proceso de manufactura donde proporciona un valor mínimo, no mueve a una compañía hacia el cumplimiento de las metas de una economía circular. Del mismo modo, si esa compañía está enfocada en el punto correcto del proceso, pero incorpora allí a un dispositivo inadecuado, tampoco logrará cumplir los resultados deseados.

Los fabricantes que recurren a Dalmec obtienen algo más que productos líderes en la industria. Nuestro personal trabaja junto a ellos para comprender los procesos de su organización, identificar las áreas de mejora y desarrollar la solución ideal. En el proceso, compartimos las mejores prácticas desarrolladas a partir de nuestro trabajo con empresas en un amplio rango de industrias, incluyendo a:

  • Automotriz
  • Construcción
  • Química
  • Electromecánica
  • Alimentos
  • Fundición
  • Mecánica
  • Empacado
  • Farmacéutica
  • Textiles
  • Madera

En esas y otras industrias, nuestros manipuladores de materiales simplifican el manejo de cualquier artículo imaginable. La lista incluye vidrios, cerámica, bidones, balas, cisternas, chapas, palés, muebles, neumáticos, baterías, electrodomésticos y motores, componentes de construcción como marcos de ventanas, y muchas otras producciones.

Consideraciones Finales

La gestión efectiva de los recursos y la disminución de los desechos son aspectos de mayor importancia para los fabricantes. La creación y el mantenimiento de una economía circular requieren tiempo, esfuerzo y capital. La buena noticia es que los manipuladores de materiales, los dispositivos de elevación y otros manipuladores industriales desplegados para auxiliar tales esfuerzos continuarán aportando beneficios durante muchos años.

Lo dicho anteriormente se confirma como cierto por las soluciones diseñadas e implementadas en colaboración con Dalmec. Somos expertos en aprovechar nuestra gama de dispositivos para alcanzar los objetivos fijados por los clientes. Ya sea que esos objetivos incluyan la optimización en la regeneración de artículos, la reducción del consumo de recursos, el mejoramiento del manejo de desechos u otros temas, el potencial de combinaciones y configuraciones de nuestros sistemas es virtualmente ilimitado.

El primer paso hacia una economía circular en tu empresa de manufactura es conversar con Dalmec. Posiblemente estés listo para desplegar de inmediato los manipuladores de materiales, dispositivos de elevación y otros manipuladores industriales. O tal vez sólo cumples con una “diligencia de compromiso”. De cualquier manera, nos hará felices discutir tus retos y proponerte opciones para mejorar tus procesos.

Contáctanos hoy mismo para conocer más sobre nuestras soluciones de manufactura y cómo ellas pueden brindar asistencia a tu empresa para adoptar los principios de la economía circular que mejoren tus operaciones, impresionen a tus clientes, abran las puertas a nuevas oportunidades de negocios y atraigan a empleados de excelencia.

Artículos relacionados

  • Publicada el: mayo 15, 2024
    La Importancia del Control de la Calidad en la Manufactura
  • Publicada el: marzo 25, 2024
    Tecnología Personalizada de Agarre: Satisfacción de Necesidades Diversas de Fabricación
  • Publicada el: marzo 25, 2024
    Prácticas Sostenibles de Manufactura: Estrategias Ecológicas para la Industria