Temas Clave a Incluir en el Entrenamiento de Seguridad en Almacenes

En muchos de nuestros blogs anteriores hemos argumentado la importancia de la seguridad en los almacenes. Creemos que es crucial adoptar pasos proactivos para garantizar que tus empleados puedan permanecer seguros y protegidos en la planta de tu almacén.

Uno de los puntos que sugerimos es impartir una capacitación frecuente e integral. Vamos a examinar más de cerca hoy lo que ello implica. ¿Qué debemos incluir? ¿Cuáles puntos no deben obviarse? ¿Cómo se beneficia tu equipo con estas demostraciones y debates? Examinemos estos temas.

¿Qué Provecho se Obtiene con la Capacitación en Seguridad?

Es obvio que todos conocemos que las sesiones de capacitación en seguridad son necesarias para cumplir con las directivas de la Agencia para la Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA). La capacitación de los empleados debe impartirse para cualquiera de los riesgos potenciales del almacén, desde las carretillas montacargas hasta los químicos dañinos.

Pero a la par con el cumplimiento de las normativas de OSHA, las sesiones de capacitación pueden ser una experiencia útil para tus empleados y también para ti. Ellas proporcionan la ocasión para que puedas ampliar los conocimientos y habilidades de los trabajadores. Aunque lo esencial sea incluir los conocimientos básicos sobre resbalones, caídas y tropiezos, estas sesiones deben incluir un amplio rango de temas, tales como la manipulación de materiales, la protección al elevar cargas, la conducción en invierno, la seguridad en las áreas de recepción y carga y muchos otros.  Además, concebimos introducir cursos adicionales sobre la ergonomía del trabajo en los almacenes, puesto que en este aspecto están las causas más comunes de las lesiones laborales que ocurren en dichas instalaciones.

Algunos programas de capacitación en seguridad también recompensan a los participantes entregándoles una certificación que les permite mayor promoción profesional y oportunidades adicionales para el personal.

 

¿Con Qué Frecuencia Debes Impartir tus Sesiones de Capacitación?

La respuesta a esa pregunta depende de cuál sea el tipo de sesiones o cursillos que vayas a impartir:

Cuando un nuevo empleado empieza a laborar en tu almacén, requiere de un adiestramiento obligatorio que incluye los protocolos de emergencia, las reglas de seguridad para su tarea específica, el uso correcto de los medios de protección individual (MPI), los riesgos potenciales del almacén y los métodos seguros de comunicación.

Un curso de refresco anual sobre lo básico de la seguridad en almacenes no sólo te mantendrá en sintonía con la OSHA, también será un repaso provechoso para tus trabajadores.

Sin embargo, las clases sobre  primeros auxilios y reanimación cardiorrespiratoria -RCR-, tienen fechas definidas cuando es necesario renovar las certificaciones.

Siempre que se introduzca una nueva tecnología o nuevos equipos en el almacén, habrá que impartir sesiones de capacitación en seguridad al personal antes de comenzar a operarlos.

Si por alguna razón se produce un accidente o lesión en la planta, el tema debe ser incluido de inmediato en una nueva sesión de capacitación. Mediante el examen de los factores que llevaron al accidente, se podrá disminuir la probabilidad de que ocurra de nuevo.

En lo que respecta a la frecuencia en que se deben impartir las sesiones de capacitación, lo esencial es asegurarse de cumplir con todos los protocolos establecidos por la OSHA. Por supuesto, además de ello existe la oportunidad de ofrecer capacitación adicional a voluntad para continuar desarrollando las habilidades del personal y hacer de tu almacén un lugar más seguro.

¿Qué Tipo de Capacitación Debes Ofrecer?

Desafortunadamente, nadie puede abarcar todas las recomendaciones sobre seguridad en el almacén dentro de una sesión de dos horas. Es mejor enfocar cada sesión en temas específicos en vez de generalizar. Así los empleados no se agobiarán saltando de un tema a otro y podrán aprovechar más las clases.

  

Los Elementos Básicos de la Seguridad en Almacenes.

Este curso cumple una doble función, ya que tanto resulta necesario para las nuevas contrataciones como para refrescar los conocimientos de la plantilla actual. La línea fundamental de instrucción debe incluir todo lo que los miembros del equipo necesitan conocer sobre la configuración del almacén y las directivas básicas para mantenerse seguros en la planta. Debe incluir los siguientes elementos:

  • Directivas y protocolos de emergencia de la instalación.
  • Cuáles son los tipos de riesgos que presenta el almacén (p. ej., equipos voluminosos, químicos agresivos, cintas transportadoras, salpicaduras metálicas y otros.)
  • Una introducción o repaso de las prácticas de almacenamiento de la instalación y cómo interactuar de manera segura con ellas.
  • Una introducción o repaso de las características de los equipos y tecnologías del almacén.
  • Cómo identificar y gestionar los riesgos del almacén (p. ej., incendios, vertimientos químicos, productos mal conservados, etc.)

Ergonomía del Trabajo

Recibiendo un curso enfocado a la ergonomía, los empleados pueden aprender más acerca del cuidado de sus cuerpos en el marco de un ambiente laboral y una profesión exigentes en el aspecto físico. Un curso de ergonomía debe incluir:

  • Los principios fundamentales de la ergonomía del trabajo.
  • Cómo emplear adecuadamente los equipos y herramientas del almacén.
  • Cómo reconocer los signos de sobrecarga o tensión en sí mismos.
  • Cómo emplear las técnicas adecuadas de elevación en diferentes situaciones.
  • La importancia de reportar las lesiones propias o incluso los síntomas iniciales de agotamiento.

Seguridad del Muelle de Carga

Los muelles de carga pueden ser particularmente peligrosos, en dependencia de su configuración, de los productos que se reciben o envían y de las dimensiones del espacio que tienen los empleados.

Este no es un tema que se pueda pasar por alto. En 2018, unas 6.600 personas faltaron al trabajo debido a lesiones relacionadas con los muelles de carga, aunque muchos accidentes no se notificaron o simplemente estuvieron a punto de ocurrir (las llamadas premisas).

El curso de  seguridad en el muelle de carga  debe incluir:

  • El procedimiento para la carga y la descarga de los productos con seguridad.
  • Cómo manejar los equipos utilizados en el muelle de carga (como las carretillas elevadoras o montacargas)
  • La ergonomía básica, si los empleados cargan manualmente los productos que se reciben o envían.
  • Cómo mantener el muelle en buenas condiciones.
  • Cuál tipo de medios de protección debe usarse (¡y cómo usarlos!)

Seguridad Química

La seguridad química no es asunto de broma. Si en tu almacén se manipulan productos químicos, ya habrás asumido cuántos protocolos adicionales de OSHA estás obligado a observar.

Incluso si tu almacén no gestiona específicamente productos químicos, siempre hay ocasión para que los trabajadores puedan entrar en contacto con algo dañino.  Pudiera ser una solución limpiadora, o un líquido inflamable o algo potencialmente tóxico.

Tu curso de seguridad química debe incluir:

  • Qué tipos de químicos, líquidos y soluciones pueden tener que ver o manipular los empleados de tu almacén.
  • Cómo usar adecuadamente y de modo seguro los medios de protección individual (ej. ¿Deberían usar gafas? ¿Calzado cerrado? ¿Guantes?)
  • ¿Qué hacer en caso de derrame?
  • (Si es aplicable) cómo manipular, transportar y almacenar de forma segura los productos químicos.

Seguridad de las Máquinas

Aunque hasta aquí hemos presentado un enfoque general del tema, los cursos que impartas no deben seguir esa pauta. Debes profundizar hasta el detalle durante las sesiones individuales de cada equipo, como las carretillas elevadoras, los manipuladores industriales, las cintas transportadoras y otras máquinas de gran tamaño

Esos cursos deben incluir:

  • Los pormenores de la explotación de cada máquina en particular.
  • Cómo notar los síntomas de mal funcionamiento o necesidad de reparación.
  • Los límites en la capacidad de cada máquina (ej. Límites de peso, temperatura, velocidad, etc.)
  • El estacionamiento o colocación apropiada para cada máquina.
  • Cómo maniobrar con el equipo a través del almacén en los casos en que proceda.
  • Qué hacer en caso de mal funcionamiento u otra emergencia.

Tomamos la Seguridad en Serio

En Dalmec siempre estamos pendientes de cómo nuestros productos pueden ayudar a configurar ambientes más seguros en los almacenes de nuestros clientes y para la protección de sus trabajadores. Nuestros manipuladores industriales han sido creados especialmente para ello.

Los manipuladores industriales de Dalmec proporcionan a tus empleados un trabajo más inteligente y menos arduo, aliviándoles de la tensión y los esfuerzos físicos innecesarios. Además, permiten agilizar los procesos de almacenamiento, pues ellos hacen más cómoda la transportación de los artículos.

Nuestros manipuladores de material tienen un brazo de acero rígido que facilita realizar basculaciones y rotaciones complicadas, lo cual permite:

Si tienes alguna pregunta acerca de cómo los manipuladores industriales pueden mejorar en general la seguridad de tu almacén,  contacta con Dalmec hoy mismo. Nuestro equipo estará dispuesto a discutir tus opciones.

 

Artículos relacionados

  • Publicada el: febrero 13, 2024
    Las 4 Lesiones Comunes en los Almacenes y Cómo Evitarlas
  • Publicada el: noviembre 20, 2023
    Caída de Artículos: Cómo Disminuir el Riesgo de Accidentes
  • Publicada el: octubre 23, 2023
    Creación de un Plan de Recuperación Ante Desastres para tu Almacén